embarazo, madre

Preocupaciones

En este post quiero contaros mi andanza con esta palabra que lleva persiguiendome desde que…

Pues si desde que empecé la búsqueda del embarazo y no llegaba, la cabeza que es muy mala empieza a dar vueltas y te dar por mirar en San google error, es lo peor que se puede hacer lees mil casos de cosas que te pueden pasar a ti o a tu pareja.

Cuando por fin ves el positivo

image

Ahí ya te entra el temblor de piernas, y tienes una sensación de miedo, alegría, nervios, estas “cagada”…

Van pasando los días muy lentamente, y tienes mil síntomas y vuelves a mirar en San google, más error, que si puede ser un embarazo etopico, que si huevo huero uff, te pones mala y te entristece y lloras.

Yo fui al ginecólogo como os conté y vimos el saco y el embrión pero no latido y bueno…
Vaya 7 semanas que pasamos, por no decir cada vez que vas al baño y te obsesionas mirando el papel, yo lo he llegado a poner a través de la luz.

Cuando por fin llega la gran esperada eco de las 12 semanas estas atacaita, nerviosa, y siempre que vas hay retraso, ¿os ha pasado? …

Allí estas con tu pantalón bajado y esperando al ginecólogo, cuando por fin pone el ecógrafo en tu barriga y de repente lo ves tú cuerpo te hace uff, respiras tranquila pero esto solo te dura unos segundos rápidamente gira el monitor, y te pone apenas diez segundos su corazón.

Cuando parece que por fin puedes tranquilizarte llega la hora del pliegue nucal para la prueba del tripple scanning. Y ya sabéis que me pasó,
aqui lo podéis leer.

Otro disgusto fueron tanto para mí como para mi marido los diez días más angustiosos de nuestras vidas, hasta que por fin puedes respirar tranquila cuando todo está bien.

Vives una situación de relativa tranquilidad aunque sigues mirando el papel al hacer pis, te observas cada síntoma.

Y tras un breve periodo de tiempo, llega otra vez las preocupaciones habrá crecido bien, se habrán desarrollado bien los órganos, es la eco de las 20 semanas.

Todo genial aunque me mandó tomar azúcar para verle bien todo el corazón ya que el niño estaba dormido y no se movia.

Sales feliz y radiante, esos meses son los únicos “que estuve tranquila” pero me hicieron otra eco a la semana 28, y vaya borde y estupido de médico me tocó, diciéndome que mi hijo venía pequeño… Y….??

¿Qué pasa? Hay niños más pequeños otros grandes y no pasa nada, y este tío me lo puso que ya me quedé preocupada.

Vaya mes pase, intente comer más y mejor y hice relativamente reposo, yo por mi cuenta, intente estar tranquila no alterarme porque como primeriza no sabes cómo te puede influir.

(Aunque todos mis análisis, test de osullivan, peso, tension) estaba todo genial.

La última eco fue a la semana 36 y vaya, vaya, si la de la 28 semanas fue mal, esta peor.

No pude ver a mi hijo nada y lo poco que lo vi, sólo veía las medidas y veía un desfase de 6 semanas, sólo preguntaba a la médica que me tocó, y ella me decía que era normal, me vería la cara y lo midió hasta 3 veces más. Preocupación no, llorando salí de allí.

Otro tema es ya cuando fui al hospital porque había manchado, y allí rompí la bolsa, pues en 3 días ni una sola eco me hicieron y eso “que mi bolsa estaba rota”.

Preocupada toda mi estancia allí, mi parto fue muy largo como os conté, y ni estaban pendientes de que las correas estuvieran bien puestas, en fin… Salió todo bien.

Después vino la lactancia, es duro no lo siguiente preocupada y angustiada pues mi hijo no comía y ni pediatra ni enfermeras me daban solución.

Sólo cada tres horas al pecho “error”  es a demanda!!! Preocupada porque no cogía el pecho.

Luego por la pérdida de peso me dicen que meta biberón y llega el momento de sentirme “mala madre,” la que habéis pasado me comprendéis, lo se.

Una vez que va comiendo y gana peso, más preocupaciones no “hace caca” más de una semana mi pequeño.

Cuando esto está solucionado, el tema de introducir alimentos, otra vez la temida palabra preocupada por posibles intolerancias pero todo genial.

Y ya se está haciendo muy largo el post, pero desde que te conviertes en madre, incluso antes de lograr el positivo ya estás preocupada.

Ahora estamos con el tema de que anda de puntillas, corre bien apoyando el pie, pero el andar no se le quita la manía de ponerse de puntillas. Estoy preocupada y deseando que llegue la revisión a ver que nos dicen.

Por eso  mamás, papás, futuras mamás y papás, esta palabra os perseguirá pero ser fuertes que todo saldrá bien.

Buen día… Y feliz lunes festivo!!!

Anuncios

13 comentarios en “Preocupaciones”

  1. Buff Cómo te entiendo! ! Yo soy una preocupona profesional. Lo mio es de libro…me preocupo por lo que dicen y por lo que me invento yo jajaja!! Y la preocupación es el sentimiento más inútil que hay. Os recomiendo leer al psicólogo Rafael Santandreu. Lo explica muy bien . Tb lo podéis encontrar el YouTube. Un beso.

    Me gusta

  2. La verdad es que te entiendo, yo empecé con las preocupaciones cuando lo buscaba y no me quedaba, después cuando podía ser un huevo huero, después el peso, luego el azúcar alto (tuve que hacerme dos veces la curva larga) el parto se desencadenó con bolsa rota meconial, el pulso lo perdimos por momentos (en mi blog lo cuento con mas detalles) y al final cesárea. Siguió la lactancia, pezón casi plano, 20 días hasta que lo conseguimos, las vacunas, los mocos, la tos, uffff!!! 😥😥😥 eso es de por vida cariño, pero eso creo que no sólo es ser madre parirlo sino el día a día, los hechos. Besos campeona💋💋 Nosotras podemos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajajaja! Asi contado parece una gymkhana horrible! Pero al final todo se olvida verdad? Yo tengo tres y cada embarazo sufres mas que el anterior porque… Sabes más! Pero también relativizas y te preocupas sólo por lo verdaderamente importante. En fin, creo que efectivamente esa palabra nos va a perseguir el resto de nuestra existencia… Paciencia!! 😂

    Le gusta a 1 persona

  4. Ay cómo me he sentido identificada.. Cuántos miedos nos aparecen desde el mismo momento en que vemos el positivo.. A veces hay que respirar hondo y despreocuparte un poco para disfrutarlos enteros y cada una de las etapas por las que pasan y pasamos. Pero te entiendo perfectamente, es un sinvivir pero con una emoción grandísima 😉 Un besazo guapa.

    Le gusta a 1 persona

  5. Te entiendo perfectamente… y por eso creo que debemos “despreocuparnos” un poco para poder disfrutar. Nuestros peques nos necesitan felices y seguras. Mi madre siempre estaba preocupada por nosotras y creo que eso ha influido negativamente en mi… (pobre mía, yo sé que ella lo pasaba fatal). Así que intento ser un poco más relajada, aunque no te voy a mentir, me cuesta muuuuucho, pero estoy en ello. Aunque también hay cosas con las que es imposible no preocuparse. Todo lo que cuentas del embarazo… madre mía… lo debiste pasar fatal… Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s