Terrores nocturnos infantiles.

image
Imagen sacada de google

Llevamos unos días, que mi bebe de año y medio se despierta sobre saltado en mitad de la noche suelen ser dos o tres veces, se levanta chillando, angustiado, no le calma ni el chupete ni los brazos, ni cantar ni su amigo “flipi” que duerme con el, nada.

Nos pusimos a investigar y esto es más común de lo que parece, yo tenía entendido que podía aparecer a partir de los dos años, pero he visto que no.

Al principio dudas de lo que puede ser porque lo confundes con gases, dolor de dientes, dolor de tripa… Pero leyendo y buscando información te das cuenta de que no.

Según la página babycenter.

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos son alteraciones del sueño en las que el niño podría sentarse de repente al estar acostado, llorar, gritar, gemir, balbucear y sacudirse con los ojos bien abiertos, pero sin estar realmente despierto. Debido a que se encuentra en una especie de zona intermedia entre el sueño y la vigilia, no está consciente de tu presencia y no es probable que responda a nada de lo que digas o hagas. 

Los investigadores consideran los terrores nocturnos como fallos misteriosos en las transiciones que normalmente hacemos con facilidad cada noche entre las diversas etapas del sueño. Hasta un 15 por ciento de los niños tienen terrores nocturnos en algún momento, empezando por lo general entre el año y los 5 años de edad, y continúa hasta los 7 años o incluso hasta la adolescencia. Un episodio puede durar de 2 a 40 minutos y, cuando termina, tu hijo se vuelve a dormir de manera abrupta sin recordar el incidente. 

Es justo lo que le pasa a mi bebe se despierta sobre saltado y se sienta en la cama y le dura un rato hasta que se relaja y se calma.

¿Cuál es la diferencia entre los terrores nocturnos y las pesadillas?

A diferencia de un terror nocturno, una pesadilladeja a tu hijo verdaderamente despierto – puede recordar su sueño y a veces incluso hablar de él, y busca y se siente confortado por tu presencia. Además, los niños tienen pesadillas durante la fase del sueño en la que se sueña (en el que hay movimiento ocular rápido), a menudo temprano en la mañana, entre las 2 y las 6 a.m., mientras que por lo general tienen terrores nocturnos en las primeras horas de la noche, durante el sueño en el que no se sueña (en el que no hay movimiento ocular rápido). 

La manera más fácil de distinguir entre un terror nocturno y una pesadilla, según la experta en sueño de BabyCenter Jodi A. Mindell, autora de Sleeping Through the Night (Durmiendo toda la noche), es preguntarse quién se siente peor al respecto la mañana siguiente. “Si tu hijo está más agitado, tuvo una pesadilla. Si eres  quien está perturbada, probablemente tuvo un terror nocturno”. Ten por seguro que el “terror” de una noche así dura mucho más tiempo en el papá o la mamá que lo vio que en el niño que lo vivió. 

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene un terror nocturno?

No trates de despertarlo. Y espera que tus esfuerzos por confortarla sean rechazados – realmente no se puede calmar a un niño que está teniendo un terror nocturno, y si tratas de cargarlo eso podría hacer que se pusiera peor. A menos que esté en peligro de hacerse daño, no intentes confortarlo físicamente. Sólo habla de manera calmada, colócate entre él y cualquier cosa que pudiera presentar peligro (la cabecera de su cama, por ejemplo) y espera a que pase la tormenta. 

Antes de irte a acostar, toma las mismas precauciones que tomarías con alguien que camina despierto, ya que los niños que están sufriendo un terror nocturno a veces se bajan de la cama: recoge juguetes u otros objetos que estén en el piso con los que pudiera tropezarse, coloca una cerca protectora en la parte de arriba de las escaleras, asegúrate de cerrar todas las ventanas y de que las puertas que den al exterior estén cerradas con llave. 

Podéis encontrar toda la información aqui.

Tengo que reconocer que me da una angustia terrible verlo así, tengo pendiente leer “Dormir sin lágrimas” de Rosa Jove, que he leído que te da unas pautas y consejos para ayudar a nuestros pequeños.

¿Os ha pasado esto? ¿Que me recomendáis?

Mil besos y feliz comienzo de semana.

Anuncios

12 thoughts on “Terrores nocturnos infantiles.

  1. Julia con tres años y medio ha pasado por esto un par de veces, no más, así que no te puedo decir mucho. Solamente que se distinguen bien, y que, efectivamente, es como si siguiera dormida, no responde a lo que intentes hacer y se le pasa solo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Sé de esto por unos vecinos que tiene una niña de 3 años que está pasando por esto. Si nosotros la oíamos (claro, en plena noche, con las paredes finas, se oye todo) y nos quedamos con el corazón encogido, imagino esos padres. Y es casi diario :___(
    Son fases y espero que pase pronto. Por lo menos los niños no se despiertan y no lo recuerdan. Pero debe ser durillo.

    Un abrazo y que pase pronto.

    Le gusta a 1 persona

  3. Mi peque es sonámbulo (como yo lo fui). Se sienta en la cama y se vuelve a tumbar el solo, alguna vez si llora en sueños, lo consultamos con la pediatra y nos dijo que NO parecían terrores nocturnos y por eso no le dio casi importancia. Cuando le ocurre lo único que hacemos en meternos con el en la cama y abrazarle y se le pasa enseguida. Tiene que ser bastante duro para vosotros verle así 😦

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s