bebe

Andar de puntillas…

Pues hoy os vengo a contar un poco sobre este tema, tanto mi marido como yo hemos leído y releído y conocemos un poquito más sobre el tema.

Ahora que he leído bastante y me he informado, lo mejor para los niños bajo mi experiencia es adaptarle el suelo, con suelos blanditos, una alfombra, en su parque o en gimnasio antes que el andador.

Se que quizás no ha influido o quizás si, eso nunca lo sabré, yo lo utilice de pequeña y ande bien apoyando bien el pie.

Pero creo que a mi hijo le ha influido, en la postura más baja del andador llegaba de puntillas, y ahí lo  poníamos a ratitos, así hasta que ya de nuestras manos empezó a caminar de puntillas, veo vídeos y es que desde siempre ha andado así.

Se que en un futuro para el próximo bebé, adaptaremos el suelo y dejaremos que gatee, que se siente, que repte, que haga lo que le apetezca a su ritmo y por supuesto el andador o lo venderé o lo daré a quien lo quiera…

Creo que en Estados Unidos esta prohibido usarlo con los niños, por algo será creo yo.

Encontre un blog muy interesante y que os puede ayudar lo podeis leer aqui.

Nos cuenta lo siguiente…

Niños que caminan de puntillas

       Es frecuente que los niños cuando comienzan a andar, caminen esporádicamente de puntillas, ya que están aprendiendo y conociendo las posibilidades de su propio cuerpo. La dificultad surge cuando esa marcha de puntillas se mantiene en el tiempo. Cada vez existen más casos de niños que caminan de puntillas sin ningún motivo ortopédico o neurológico, cuando se desconoce la causa de este puntilleo hablamos de marcha idiopática de puntillas o  Idiopatic Toe Walking. Por norma general, a este tipo de niños/as no se les realiza ningún tratamiento ni seguimiento, esperando a que “se les pase con el tiempo” sin tener en cuenta que “cuando se les pase” los cambios anatómicos y biomecánicos pueden ser permanentes.
 ¿Por qué los niños/as caminan de puntillas?

        La marcha de puntillas puede estar asociada a una serie de factores que se podrían considerar factores de riesgo, ya que no existe una relación directa entre ellos y la aparición del puntilleo. Estos factores de riesgo son:

Uso de andadores y tacatás: Como hemos visto en otra entrada, los tacatás alteran completamente el patrón de pisada, pudiendo provocar aumento del tono, contracturas o pérdida de la movilidad.

Saltos en el desarrollo motor: Pese a que no es imprescindible realizar todos los hitos del desarrollo, el no adquirir algunos hitos del desarrollo puede condicionar la evolución del niño/a. En este caso, son especialmente relevantes la reptación y el gateo que activan una serie de patrones motores que ayudan a la consolidación de la marcha.

Retrasos madurativos: Se ha observado que un porcentaje alto de niños/as que caminan de puntillas presentan a lo largo del desarrollo retrasos en el lenguaje, dificultades en la manipulación, dificultades de aprendizaje…

Alteraciones del lenguaje: Al igual que en el apartado anterior existen diferentes estudios que demuestran que un número importante de casos de Idiopatic Toe Walking son también hablantes tardíos o presentan retrasos simples del lenguaje u otras alteraciones en el lenguaje.

Otros trastornos del desarrollo: como el TGD (trastornos generalizados del desarrollo), TEA (trastorno de espectro autista)… pueden afectar al desarrollo de la marcha.

Nos recomiendan una serie de ejercicios

¿Qué ejercicios hacer con niños que caminan de puntillas?

Esto forma parte de la información que doy a las familias para que puedan trabajar en casa, son pautas generales que luego se adaptan y personalizan para cada niño/a.

En todo momento deben utilizarse como parte de las rutinas y mediante el juego.

    Movimiento activo

·       Iniciar tempranamente la puesta en pie, en una buena posición, sin uso de andadores ni tacatás, respetando los tiempos del niño/a (acondicionar el espacio para que el niño/a cuando esté preparado madurativamente pueda ponerse de pie con seguridad). 

·      Entrenarle el equilibrio para caminar: vigilar que apoye totalmente la planta del pie, transmitirle peso para que descienda el talón.

·      Cuclillas: manteniendo el talón en el suelo y vigilar que las piernas estén rectas.

·      Rampas ascendentes: Tanto subir como mantenerse en ellas jugando por ejemplo al balón.

·      Reptación y gateo

·      Ejercicios activos de elevación del antepie con talón apoyado.

·    Aprender a caminar apoyando todo el pie con estímulos visuales (sobre la arena, barro, con pintura de dedtalón.

Estiramiento pasivo

El estiramiento pasivo no va a modificar las longitudes musculares, si hay un acortamiento y es necesario se deberá optar por unas férulas seriadas o férulas nocturnas que realicen un estiramiento mantenido en el tiempo. En algunos casos si puede ser favorable utilizar el estiramiento pasivo como parte de la rutina, para ello cogemos el pie del niño con suavidad y realizamos la maniobra de relajación automática. Con la rodilla doblada, sujetamos el talón y traccionamos ligeramente mientras la otra mano empuja el pie por la planta sin aplicar puntos de presión.  A medida que vas estirando no permitas que el talón se vaya hacia un lado. Una vez que has ganado arco con la rodilla doblada, vete estirando suavemente la rodilla manteniendo el apoyo sobre el pie, para estirar el músculo en toda su longitud.

                 Masaje

 Realizar un suave masaje en las piernas mientras le echas la crema, aceite… Aprovechar los momentos de relajación, en los que el niño esté más tranquilo.

El masaje se deberá hacer de arriba hacia abajo (desde caderas hasta tobillos), utilizando la máxima superficie de la mano, abrazando toda la pierna.

         Estimulación sensorial

Estimular la planta del pie con distintas texturas desde el talón a los dedos.Permitir estar descalzo en casa, para que el pie reciba las diferentes sensaciones.Caminar por distintas superficies tanto en el interior como en el exterior (con zapatos por terrenos pedregosos)Estimular mediante vibración las superficies óseas del pie, especialmente sobre el talón.

Como ya os digo arriba podéis leer esta entrada de un chico que es fisioterapeuta aqui.

Desde aquí le digo gracias por compartir esta información.

Como sabéis mi hijo anda de puntillas, la pediatra nos recomendó, llevarlo a la playa a andar y dejarlo descalzo en casa, había momentos que si, pero después volvía igual.

Así pasaron 6 largos meses hasta que por fin en la revisión de los 18 meses nos derivó al médico rehabilitador.

Este médico rehabilitador es como una especie de fisioterapeuta traumatologo. Es decir el lo ve y es quien decide si lo ve un traumatologo en caso de ser algo físico, o a fisioterapia en el caso de necesitar rehabilitación o a atención temprana en caso de ser algo neurológico.

Gracias a Dios, no tardó mucho nuestra cita y llegó para el día 2 de junio.

image

Una hora esperando… Mi niño ya inquieto,… Yo sola ya que mi marido no me pudo acompañar y como sabéis al estar en tierra de nadie, no tenemos familia aquí, que mañana de nervios, por fin sabríamos algo.

image

Por fin la puerta se abrió… Y llamaron a mi príncipe, nos hicieron caminar por la consulta, después quitarle pantalón y zapatos para revisarlo las piernas, pies y caderas.
Y por último lo pusieron encima de la mesa para mirarle algo de las piernas y pies.

Ya lo pude vestir, el médico rehabilitador que nos atendió fue muy muy amable, nos cuenta que está genial ni talón de Aquiles ni cadera corta ni nada neurológico (que era lo que más me preocupaba), que es una manía que se irá quitando y a lo sumo, si a los dos años o así sigue se le podría poner unos aparatos pero que el me confirmó que casi casi se le quitara.

Por fin pude respirar… No sabía si reír o llorar después de acercarnos a casa, y está noticia no podía estar más feliz…

Nos aconsejó una serie de estiramientos y ya está, que si seguía que nos lo derivaba a Córdoba para que lo vieran en diciembre o enero con el informe, pero que neurológico no tenía nada.

Que deciros, que estoy muy feliz y contenta, porque quería saber ya lo que sea, también nos aconsejó comprarle unos zapatos de suela dura, para que le cueste más ponerse de puntillas, en nuestro caso el primer día que los estrena va de planta, pero después los dobla.

image

Feliz jueves a todos!!

Anuncios

12 thoughts on “Andar de puntillas…”

  1. Conozco a una mami que su hija, cuando empezó a andar/moverse, también iba de puntillas. Al cabo del tiempo dejó de hacerlo y camina con normalidad.
    Seguro que lo de tu peque acaba por corregirse solo. Es una alegría saber que no es nada preocupante. Desde luego que los andadores, tacatás y esos inventos no son nada buenos. Ojalá todos tuvieran información al respecto.

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s