colegio

Primer dia de colegio

10 de septiembre

Buenos días, mañana es el gran día, estoy nerviosa y como os conté aquí, no quiero ni tengo ganas de que vaya al colegio, quiero a mi niño conmigo pero bueno.

Mañana irá solo una hora, creo que la llevará bien, a él como ya os he dicho muchas veces es un niño muy sociable, le encanta estar con los niños y jugar con ellos, lo malo es que este colegio no tiene periodo de adaptación, y desde el segundo día va toda la jornada es decir de nueve a dos de la tarde.

A partir de ahí creo que si lo notara más, y creo que lo llevara peor, tantas horas, si nos han dado la opción de que si los niños llevan muy mal el estar allí tantas horas, podemos ir haciendo la entrada al colegio progresivamente, por lo menos esta esa posibilidad.

El no se da cuenta aún, se lo digo varias veces al día ya mismo al cole, con amigos y amigas, a pintar, jugar, correr en el patio y el ahora está deseando ir, es más, el día de la primera reunión él no se quería ir de la clase, le encantó todos los juguetes que había por allí.

Mama lo vive nerviosa con mucha inquietud, con un poco de angustia, con un poco de miedo, con un pellizquito en el corazón, con melancolía, por que se que lo echaré mucho de menos, porque se me harán las mañanas eternas si ti, sin que esté detrás mía, sin que me dejes hacer nada, llamándome cada cinco minutos…

Ya tienes tu ropa preparada, tu cartelito puesto en el polo azul oscuro con tu nombre y datos, tu mochila lista, para meter tu botella de agua…

11 de septiembre

Llego el día, lo viví muy nerviosa, apenas pude dormir por la noche, y encima la hora de entrada era de una a dos, se me hizo la mañana eterna, salimos con tiempo, porque no es que nos pille lejos el cole, pero al paso del niño, y que se va parando en todos los bordillos, fuentes, hojas y todo lo que se encuentra, es el doble de tiempo de lo que puedes tardar tu sola.

Por el camino nos encontramos con otro compañero, iba cada uno a su bola aunque se miraban de vez en cuando.

Llegamos al colegio y abrieron las puertas, ya estaban algunos niños llorando, y mi príncipe solo quería estar en brazos y me miraba con caras raras, como pensando, ¿mama donde me has traído?

Se empezó a hacer la fila, y el miraba a todos los niños y niñas en plan donde estoy, la verdad que vi un poco de desorganización, porque entre los nervios, las gente que había, porque ya no estaban los papas y mamas, sino tíos, tías y abuelos y abuelas… Imaginaros aquello lo que era…

Iban entrando, uno se quedaban atrás otros no querían, el mío despistado el se quedo en un lado, yo me escondí entre los otros padres, y ya vi como la directora lo entraba, no lloró.

Se me hizo la hora eterna, y cuando salió, llorando, pobre mío, me comentaron que había estado genial, jugando y participando en clase, pero que cinco minutos antes de salir y viendo a otros niños llorar, el también empezó a llorar.

La vuelta a casa fue rara, no quería ir andando, cuando normalmente está encantado y feliz, quiso sentarse en el carro, y estaba muy serio como enfadado, le ofrecí pan, y no quiso.

Esa misma tarde ha empezado con fiebre y diarrea, por lo que no ha podido ir al colegio en toda la semana, por tanto, este lunes, hoy día 18 de septiembre es vuelta a lo mismo, porque esa hora no le ha servido de nada, tendrá horario de 9 a 2 de la tarde, y yo viviré los mismos nervios que el primer día, se me pasaran ¿no?

Y es que os lo creáis o no, cuando lo vi entrar al edificio, se puso un nudo en el estomago, que en la puerta lloré, en fin, supongo que será ley de vida, dejar a los hijos volar solos.

Espero que os haya gustado mi experiencia, mil gracias por seguirme, mil besos a todos…

Anuncios
colegio

Yo no quiero que mi hijo vaya al colegio

Buenos días de lunes, después de estar escuchando en twitter, lo mucho que se quejan algunos padres y madres de que están deseando llevar a sus hijos en al cole yo hoy os voy a contar mi opinión.

YO NO QUIERO QUE VAYA AL COLE, ¿por qué? Pues porque son muchas horas, porque lo voy a echar de menos, porque necesito estar con mi hijo, más tiempo más horas…

Y es que después de tres años junto a él sin separarnos, compartiendo todo con él, ya que mi hijo ha sido un niño afortunado, bajo mi punto de vista no ha ido a la guardería, no es porque sea malo el llevarlo, ni mucho menos, pero al yo no trabajar hemos preferido que este en casa con nosotros.

Me da pena los madrugones que se tendrá que llevar, con lo que a él le gusta dormir, además entrará muy pequeño con dos años y diez meses, y son muchas horas.

Veo muy mal que hayan quitado el periodo de adaptación, es fundamental para los pequeños, si es un coñazo para los mayores que nos cuesta volver a las rutinas, con horarios y demás, imaginaros para un niño.

No sé como lo llevará cuando publique este post, será el día que vaya por primera vez al colegio, y estaré triste muy triste, el no estar con él, quizás se vea esto como algo egoísta, pero no, a mi me encanta estar con mi hijo y disfrutar de él y con él.

Mi príncipe es un niño muy sociable, no ha necesitado ir a una guardería o a una escuela infantil para relacionarse con niños, como algunas veces se piensa, y parecerá que estoy “tirando piedras sobre mi propio tejado”, pero cualquier situación como ir al parque, supermercado, cafetería, piscina, playa, hace que los niños se relacionen unos con otros, hablen, jueguen o incluso pelearse.

Se puede pensar que no sabe, pero él tiene la suerte de que tiene los maestros en casa, es un niño observador y muy listo, lleva ya meses que sabe los números, colores y letras en inglés y español, tardo en hablar, y aun hay veces que no se le entiende, pero lo sabe todo, entiende de todo…

Por mi intentaría retrasar la entrada del colegio, o por lo menos que fuera solo un par de horas al día, pero nos quedaríamos sin plaza en los colegios que más o menos nos gustaban, y es un fastidio, la verdad.

Que a estas horas estaré llorando porque sé que aunque el llore, yo también lo haré, lo echaré mucho de menos en fin…

Gracias por leerme, mil besos a todos…

bebe, colegio

Proceso de Escolarización Andalucía

Buenos días de martes, hoy os traigo un post contando mi experiencia sobre el proceso de escolarización en Andalucía, ya que no se si en todas las comunidades autónomas serán iguales o no, pero la verdad espero que a alguna mama o papa pueda resultarle útil.


Empezamos por el principio, sobre febrero, algunos colegios cercanos a la zona que vivimos hicieron jornadas de puertas abiertas, nosotros fuimos a dos.

La verdad si podéis yo os aconsejaría que fuerais, es interesante ver el colegio por dentro, y conocer a su profesorado.

Al primero que fuimos fue a uno concertado, tiene muy buena fama en mi ciudad, la jornada de puertas abiertas empezó invitándonos a los padres y madres a merendar, fue un punto a su favor que tuvieran ese detalle, y después, como la mayoría llevábamos a los niños, decidieron dejarlos en la biblioteca del centro a cargo de dos personas.

Mientras a los padres y madres nos llevaron a las clases, y ya nos contaron sobre como funcionaba el colegio, normas, conocimos al profesorado, como se trabajaba en clase y demás, salimos muy contentos, excepto, porque en este centro desde infantil se trabaja por proyectos que como maestra lo veo un tema súper interesante, pero lo que no me gusto fue que desde pequeños, desde los 3 años en cada asignatura, por así decirlo de alguna manera la daban en una clase diferente y con una seño diferente, no veía yo mucho a mi hijo saliendo y entrando cada tres cuartos de hora o cada hora…

El segundo colegio al que fuimos fue uno público, y fue una visita normal nos atendió solo el equipo directivo, y nos contaron como trabajaban, las normas del centro y demás, también fueron muchos niños, con la conclusión de que no los propios padres no tendríamos que encargar de ellos, y fue un poco caos y me entere como de la mitad de todo lo que explicaban.

Después tuvimos un mes, todo el mes de marzo para echar la solicitud, la cual puedes rellenar hasta 5 centros.

Cada niño tiene X puntos, puede ser por cercanía al centro,  por cercanía del trabajo de sus padres, por tener hermanos en el centro, por ser familia numerosa, por renta baja, y así por muchas cosas, pero la gran mayoría de niños es por cercanía al centro, es decir, depende donde vivas, te perteneces un numero de centros determinados, también puedes a acceder a otros que no pertenezcan a tu zona, pero tendrás bastantes menos puntos.

Con todo esto pasó el mes de marzo y hasta mediados de abril no salían los puntos, nosotros lo teníamos claro solo teníamos 14 puntos que son los que pertenecen por zona, pero bueno quien sabe si tendríamos más por ahí.

Optamos por rellenar el máximo de colegios posibles y pusimos el concertado y los otros cuatro públicos.

Cuando llegó el día, vi que efectivamente solo teníamos 14 puntos, a lo que vas contando los que tienen los demás, ja ja , lo vives como si fuera la lotería de navidad,  y buscas tu numero en la lista al día siguiente del sorteo.

Empecé a contar y me salían 49 niños para las 50 plazas que ofertaba ese centro, pero en  consejería me confirmaron que eran 50, por tanto como decimos aquí, “todo el pescao estaba vendido”, 35 niños se habían quedado fuera y sin opción de entrar ahí.

Me llegué al 2 centro que puse, y ahí habían quedado 6 plazas libres, y en el tercero estaba todo cubierto, es decir para 50 plazas y había 69 solicitudes.

El siguiente paso, era esperar al 15 de mayo, donde la Junta de Andalucía, hace un sorteo donde sale un numerito, este fue el 0,963 y algo más no me acuerdo exactamente.

Pero, ¿para qué sirve este número?

Pues en caso de empate, es decir, si hay x niños con la misma puntuación  para x plazas se utiliza este número.

Por ejemplo:

Si en el colegio x tiene ofertadas 50 plazas, de las cuales, 48 se han cubierto con niños de más de 14 puntos,  y han quedado fuera 15 niños con la misma puntuación es decir con 14 puntos, se calcula lo siguiente.

Se multiplica este número 0,963 por el número de niños que tienen la misma puntuación por 15.

0,963 X 15 = 14.445

A este número 14.445 se le suma 1: 15.445, quitaríamos los números decimales por tanto nos quedaríamos con el numero 15.

Ese es el número por el que empezaríamos a contar por el 15. Por tanto entraría al colegio el niño que está en el lugar número 15, y el que está en el número 1, porque volvería la lista para arriba.

No sé si lo habré puesto claro o he liado aún más todo…

Por tanto el día 16 de mayo, estos casos, se resolvieron, ¿pero qué pasa con los niños que han quedado fuera? Como fue nuestro caso que ni a sorteo fuimos.

En este caso, se tiene en cuenta el orden de colegios que has puesto, en caso de que hayan quedado libres algunas plazas, vamos que no se han cubierto.

En caso de que no se adjudican en los centros donde haya plaza libres, aunque tú no lo hayas puesto en tu lista primera, normalmente te lo dejan dentro de tu zona de influencia, pero si no hay plazas libres te lo pueden sacar de zona, esto la verdad es un putada, para quien le toque.

Nosotros, pudimos acceder otra vez con sorteo al segundo colegio es decir, se ordenó a los niños por puntuación, de más a menos y en caso de tener la misma puntuación, se haría lo que os he puesto antes en el ejemplo.

Hemos tenido suerte y nos lo han cogido en el segundo colegio, me quite un gran peso de encima la verdad, y lo peor fue que dijeron que saldrían las listas el día 22 de mayo, pero la Junta de Andalucía como siempre no la pudimos ver hasta el día siguiente, porque había habido un problema en el sistema y por internet no lo subían.

Actualmente, ya tenemos la matricula rellena y solo nos queda entregarla, y acudir a la reunión para que nos informen…

Supongo que en el resto de España, será más o menos parecido todo este proceso, ¿cómo os fue a vosotros y vosotras el proceso de escolarización de vuestros pequeños?

Gracias por leerme y mil besos para todos…

colegio

Elección del colegio para nuestros hijos/as.


Buenos días de lunes!!!

Hoy os voy a hablar de requisitos que tiene que tener el futuro colegio de mi niño. Aquí en Andalucía, en marzo, empieza el plazo para echar las solicitudes para entrar en los colegios en educación infantil, durante todo el mes tienes para echar los papeles, creo que no es hasta mayo cuando puedes saber en qué colegio finalmente le ha tocado a tu hijo.

Nosotros ambos, tanto papa como yo somos maestros, y un poco conocemos como funcionan tanto colegios públicos como concertados o privados, ya que hemos trabajado en ambos.

Requisitos a tener en cuenta cuando nuestro hijo tiene que ir al colegio por primera vez:

1.- Colegio público o concertado.

El eterno debate, nosotros nos gusta la educación pública, pero en nuestro caso nos hemos decantado en primer lugar por uno concertado.

2.- Cercanía al lugar de residencia o lugar de trabajo de algún progenitor.

En nuestra zona más cercana hay dos colegios uno público y otro concertado. Nos decidimos por el concertado porque, el público tiene como primer idioma el alemán, y la verdad es un factor para nosotros muy importante, prefiero el inglés al alemán, se que existen las academias pero prefiero que lo aprenda en el colegio.

3.- Infraestructura, equipamiento y zona de recreo.

También buscábamos un centro que estuviera con zonas nuevas, es decir que no tuviera un aspecto de deterioro, o en mal estado, por suerte el publico de la zona hace poco lo reformaron, y el concertado no tiene más de 3 años de construcción.

El aspecto de equipamiento, como no sea como una jornada de puertas abiertas o que cotillees un poco la web del colegio, poco se puede saber, y la zona del recreo, me gusta que tengan vallas altas, no me gusta eso que cualquiera pueda ver a tu hijo o darles algo, me da un miedo horroroso.

4.- Etapas educativas que pasarán en el centro.

En los colegios públicos en la gran mayoría solo tienen infantil y primaria, hay casos excepcionales que tienen hasta segundo de educación secundaria obligatoria, para nosotros es importante quitarle el mayor número de veces de cambios de centro, y en este caso para mi es otro punto a favor el concertado, ya que este tiene hasta bachillerato, incluso, hay diferentes grados tanto medio como superior que podría realizar allí.

5.- Horario del centro.

De momento no tendremos en cuenta si tiene aula matinal y demás, porque no la necesitamos, pero quizás en un futuro si, tanto como es el tema del comedor como de actividades extraescolares, ambos tienen, pero aunque suene mal, y parezca que me echo tierra en mi propio tejado, no soy una madre que quiera que pase muchas horas mi hijo en el colegio, ni estuviera trabajando ni no, ya que solo pensar el separarme de él me da mucha tristeza, pero solo lo apuntaría a una actividad extraescolar, en el caso de que le gustara o me lo dijera, no por tenerlo metido allí hasta las 5 o 6 de la tarde, creo que la infancia la etapa de ser niño, es muy corta, y tienen que ser eso niños, salir, jugar en casa, en el parque con amigos, ya tendrán tiempo de estudiar inglés o jugar a futbol, o hacer manualidades…

6.- Religión o no.

En este caso el colegio concertado es un colegio religioso, tiene incluso su propia iglesia, donde se hace la comunión, post comunión y confirmación, para mí este punto ni suma ni resta, somos un matrimonio casado por la iglesia, y mi hijo está bautizado, por tanto si fuese a uno público que puede ser que no lo cojan en este, también daría clases de religión.

Seguramente me faltaran más puntos por tratar pero que creo que estos seis son en grandes rasgos para buscar un colegio que nos guste y cumpla nuestras expectativas, creo que puedes poner en la solicitud tres colegios, pondremos uno concertado y dos públicos, esperemos tener suerte, aunque es un tema delicado y no tenemos solo los puntos de zona.

Espero que os haya gustado el post, y os ayude a elegir el mejor colegio para vuestros hijos.

Feliz comienzo de semana…