tristeza, vida

Mi legrado: mi experiencia

Este es el ultimo capítulo de la historia de mis gemelos, y lo tengo que contar se que servirá por desgracia a otras familias que busquen información sobre algo así, porque lo bueno todo el mundo lo cuenta pero lo malo nadie o casi nadie.

Me ingresaron el día 6 de septiembre para terminar con todo esto, llegue por urgencias y me derivaron a ginecología ya lo sabía el procedimiento ya que mi ginecóloga me lo conto todo el día anterior.

Una hora antes de ingresar, me tuve que poner 3 pastillas de Misoprostol, me dijeron que solo tendría dolores tipo regla, la verdad estaba asustada.

Llore al ponerme las pastillas, porque era el fin…

Enseguida me dieron habitación, me pusieron la vía y me hicieron una analítica completa sobre todo por el tema de la coagulación.

Allí estábamos mi marido y yo solos, en una habitación del hospital, hasta las 1 de la tarde no me bajarían a quirófano, estaba helada de frio, ni estaba puesta el aire acondicionado ni nada, pero tenía muchos escalofríos, muy mal cuerpo y lloraba.

Sobre las 12 habrían pasado 3 horas desde las pastillas empecé a manchar, tipo rosa y así, y tenía algún dolor de regla, pero nada insoportable la verdad, ya pedí compresas, y empecé a manchar mas y mas y cada vez era más oscuro y con algún coagulo, cada vez que iba al baño, era llorar, me acordaba de mi estrella, pues así la perdí, poco a poco.

Me sentía fatal mentalmente, ya que para nosotros fue un shock, el pensar que eran dos bebes, pero ya que estaban dentro de mi no quería que se fuesen, solo pensaba que al menos uno se podía haber quedado con nosotros, pero no ha sido así.

A las 1 y 20 minutos me bajaron para prepararme, solo lloraba estaba muy nerviosa, las enfermeras me tranquilizaron y me cogieron varias veces de las manos, estaba sola, en una habitación pequeña, y solo miraba al cielo pensando que porque me pasaba otra vez lo mismo.

Me prepararon, me pusieron suero, me tomaron tensión y demás, luego el anestesista me estuvo haciendo unas preguntas, lo típico, y que no sería anestesia general sino tipo epidural.

Se me hizo el tiempo eterno, ya volvieron a venir a por mí y en una silla de ruedas me llevaban hasta el quirófano, estaba con la cabeza agachada, no tenía ganas de nada, estaba muy triste, me entraron al quirófano numero 6, eran como el potro de dar a luz, pensé aquí debería de haber estado dentro de unos meses, pero no ha sido así.

Me pincharon la epidural, que después me dijeron que fue la raquídea.

La diferencia después la busque es que es más efectiva, y el pinchazo más profundo, y es una sola dosis, no es como la epidural que te dejan el catéter y ahí te van suministrando el medicamento.

También por la vía me pincho algo para que estuviera más tranquila, y me puso las gomas del oxigeno, enseguida se me hincharon las piernas, me cubrieron con unas sabanas porque estaba congelada de frio, y terminó todo.

Apenas duro 20 minutos, no duele os lo aseguro, notas como si te tocaran pero ni es molesto ni doloroso, yo miraba al lado ya ni me salían las lagrimas, estuve todo el rato despierta, me limpiaron, y me pusieron unas compresas, me pasaron a mi cama, porque no me podía mover y me llevaron a reanimación.

Me pusieron calmantes porque me molestaban los ovarios aunque el sangrado no era muy abundante, por fin llamaron a mi marido para que estuviera conmigo, ya estaba vacía, ya no había nada en mi interior, mis pequeños estaban en el cielo.

A las dos horas me subieron a la habitación con el suero puesto, al rato intente ir al baño, pero se me doblaban las piernas y no podía aun andar.

Cuando por fin pude ir a hacer pis, me notaba como escozor pero pregunte y era normal, me dieron la merienda y me sentó bien.

Estuve en ayunas desde el día anterior la cena ni comer ni beber nada.

Lo cuento todo así por si en algún momento puedo ayudar a alguien con mi experiencia, me dieron el alta sobre las 8 de la tarde para irme a casa estaba deseando ver a mis niños, y abrazarlos.

Me recomendaron reposo y nada de esfuerzos durante unos días aunque con dos niños es complicado.

El post legrado, ha sido normal a nivel físicamente, he estado manchando intermitentemente hasta el sábado, es decir unos 8 días. He tenido dolores tipo regla unos 3 días, y a los 5 o 6 días he tenido dolores tipo entuertos, pero mucho menos molestos, supongo que las cosas tendrían que ponerse en su sitio.

A nivel mentalmente, no estoy bien, tengo mis momentos mis días, intento estar contenta y entretenida, la rutina del cole me ha venido bien, cada tarde y cada finde intentamos estar ocupados y sino en casa.

Sé que mi marido tampoco lo tiene que estar llevando bien, aunque él lo demuestra de otra manera…

Sé que esto pasara, pero siempre estarán en mi corazón…

tristeza

Y llegó la oscuridad

Me citaron para el día dos de septiembre, para controlar y ver cómo iban, pensamos en cómo nos íbamos apañar, buscamos y miramos y al ser gemelos serian o dos niños o dos niñas. Álvaro y Javier o María y Alba.

El cuarto donde tenemos el ordenador pondríamos dos camas y tendríamos que vender mi coche y comprar uno de 7 plazas, en fin imaginaros, cuando ni por parte de él ni por la mía, no hay gemelos ni mellizos nada, ocurren estos caso 1 entre 50000, y nos había tocado.

Yo de síntomas tenía algún dolor aislado de ovarios, y mucho malestar de estomago, estaba muy nerviosa por lo que se nos venía encima porque nacerían antes, mi FPP era el 15 de abril, y tendrían que estar en la incubadora, y no sé cómo nos apañaríamos también con mis dos niños, ya que el niño tendría cinco años y la niña a un mes para los dos años.

En fin llego el día, fui sola, fue en el hospital no en la clínica, y a las 4,30 de la tarde, no era cuestión de con el calor sacar a los niños, no tarde mucho en pasar, me los estuvo midiendo y uno media 6+5 y el otro 6+2, no tenían latido ninguno, me dijo que estaba en el límite que le íbamos a dar unos días de márgenes pero que no pintaba bien la cosa, mi cara fue un poema, y me nombro la palaba ABORTO (esa que tanto odio), ni me toco la pierna ni el brazo para tranquilizarme ni nada, todo hablando y fuera y viendo que estaba sola, me pareció muy feo y muy fría por su parte.

Me comento que mi ginecóloga el día 6 estaba en urgencias, yo sabía que el 5 pasaba consulta a las embarazadas, por tanto llame conté mi caso y me hicieron el favor de ponerme a las 1,30.

Salí el día 2 del hospital temblando, llorando, con un nudo en la garganta y el estomago, solo le pedía a dios que ya que estaban que se quedaran, que al menos uno se quedara con nosotros, que por favor, hiciese el milagro, soy creyente pero no practico mucho la verdad.

La cuestión es que estaba hecha polvo, mi marido igual, que días más largos que minutos más eternos, ya había empezado mi marido a trabajar y yo estaba sola con los niños, al menos los tengo a ellos, ellos me ven llorar y venían a darme besos y abrazos, que complicado es todo, que duro.

Llego el día 5, vuelvo a ir sola, mi marido trabaja y mi madre se queda con los niños, es muy mala hora hace calor, apenas se lo hemos contado a nadie, puede que esté todo bien o puede que esté todo mal, me siento aislada en la clínica, me conoce ya la chica de la puerta, y me comprende hay 4 mamas embarazadas y una con su bebe, y mi cara lo dice todo.

Entro con unos 20 minutos de retraso que se me hicieron eternos… Irene mi gine, me conoce y me ve temblando, me noto como ansiedad me coge de las manos y me dice los primero la eco y ya hablamos.

Yo no paro de llorar, allí están mis dos bolitas ahora están juntas uno encima del otro, tengo que decir que la eco que me hicieron en el hospital se le olvido a la gine dármela impresa o metérmela en la app, y no tengo nada de ese día.

Me los mide están igual, no han crecido, no hay latido, no hay vida… me dice que hay varias opciones, que este tranquila, me toca la rodilla…

No paro de llorar, mis bebes no están, me dice que puedo tomarme las pastillas y expulsarlos en casa o un legrado.

Elijo el legrado, no me veo en casa con los niños con dolores, sangrando, llorando no, no quiero pasar más dolor ni más sufrimiento, me da unas pastillas para que me las ponga al día siguiente y que ingreso el día 6 en el hospital.

Continuara…

 

amor, bebe, tristeza

Mi estrellita en el cielo

Tengo que hacer este post, tengo que contaros mis sentimientos y como me siento…

Los que me seguís por redes sociales habréis leído que el día 11 de agosto del 2017, ya se me quedará grabado en mi corazón y mente para siempre, yo ingenua de mi, nunca pensé que me pasaría algo así, y cuando alguna vez se me pasaba por la cabeza siempre he pensado que no tendría fortaleza para superarlo.

El viernes 11 de agosto, se fue mi estrellita al cielo…

Como os conté por aquí llevábamos ya unos meses buscando el hermanito-a, la espera se alargaba, y cuando el martes 8 de agosto vimos en el clearblue “Embarazada de 1-2 semanas”, no me lo podía creer que nuestro milagrito estuviera creciendo dentro de mi…

Pero la alegría solo nos duro 3 días, el viernes empecé a manchar y ya en urgencias me confirmaron que ha sido un aborto bioquímico o microaborto, al estar de tan poquito.

Sé que no debería de estar mal, sé que hay cosas peores en el mundo o cosas que lees y son horribles, pero lo siento, aquí en mi pequeño blog, en mi rinconcito tengo que expresarme y despedirme de mi estrellita…

Fueron 3 días de hablar muchas cosas, entre Papi y yo, calcular cuando nacería, que sexo tendría, los nombres… Como todos os padres cuando esperas un hijo, la ilusión por una nueva vida que estaba por venir.

Pero en un instante te cambia la vida, estuve pensando la manera de decirlo a la familia, como podría ser original, ya tenía fecha hasta para la primera ecografía…

No quiero borrar las fotos, ni tirar el informe de urgencias, porque eso me recordará siempre que por unos días, fue real todo lo que viví.

A pesar de que no era nada, a pesar de no verlo, estaba ahí…

Como os comenté estoy en un descanso de todo, quiero estar tranquila, disfrutar de mi hijo y de mi marido, pero he leído todo el apoyo que he tenido de tantas y tantas compañeras blogueras, seguidores, uff, es increíble y mil gracias a todos y todas por estar ahí, por apoyarme muchas gracias, aunque no todos los comentarios han sido afortunados y menos en un momento así…

Mi pequeña estrellita nos acompañará siempre, no vivirá con nosotros, pero si en nuestros corazones, todas las noches con mi hijo cuando va a dormir, contamos las estrellas que tiene luminosas en su habitación, y el viernes le dije que esta noche había una más en el cielo.

Poco a poco iremos remontando de todo esto, ahora sé que alguien nos vigila desde el cielo, nos cuida y protege, porque fuiste ilusión y esperanza, y nos llenaste de alegría la vida a todos, gracias por haber existido dentro de mí, durante unos días, gracias por un instante volví a ser mama de otro ser pequeñito…

Ojala nadie viviera esto, no se lo deseo a nadie del mundo, no me imagino las mamas con sus embarazos más avanzados lo que tienen que pasar…

Ojala no viva esto nunca más, y este pequeño sueño que se ha convertido en una pesadilla, sea un bonito recuerdo de mi estrellita….

Mil gracias por seguirme, muchos besos…

añorar, mis perros, tristeza

Echándote de menos…


Hoy es el día de tu cumpleaños, y aunque cada día que pasa me acuerdo de ti, a pesar de que no hayan pasado ni 2 meses desde que te fuiste, te añoro cada día.

Hoy hubieses cumplido 16 años, ojalá hubieses llegado, pero tus riñones ya no podían más… Y te fuiste apagando como una velita cuando se le acaba la cera.

Recuerdo cuando te recogimos, con apenas 3 semanas, como comías cada dos horas los biberones, no perdonabas ninguno.

Como se te lleno la vida de alegría cuando con 6 años llegó a nuestras vidas tu hermano, otro hermano y lo adorabas, si fueses sido padre hubieses sido extraordinario, desarrollaste un sentido de protección y amor, que a veces rozaba lo excesivo, pero me encantaba veros juntos.

Hubiera hecho lo que sea cuando estabas tan malito, hubiera recurrido a cualquier persona, me hubiese arrastrado con tal de que hubieses estado feliz y te salvarás y estuvieras con nosotros un tiempo más, pero no pudo ser, te negaste a vivir.

Cada vez que voy a casa y tengo que contarte que no puedo ir desde que te has ido, tan solo 2 o 3 veces como mucho, se nota que no estás, tu presencia, tus cosas, tu por allí oliendo, saltando alrededor, te echo de menos y mucho…

Se que estás feliz, lo sé y tranquilo y descansando de tanto dolor, porque aunque te digan que no sufres, se notaba ya ni comías ni bebias nada.

Te quiero Sucker, te querré siempre, juega con tu hermano Rocky y con Kira.

Os echamos mucho de menos a los 3, a mi 3 ángeles en el cielo. 

 

añorar, amor, mis perros, tristeza

Adios pequeño…

No sé ni cómo empezar este post, no entraba en mis planes…

Pero tengo, mejor dicho necesito despedirme de ti…

Anoche te fuiste, en silencio, en un instante, no tardaste nada en cerrar los ojitos y echarte a dormir, es tan tan duro, apenas un año y unos meses desde que se fue tu hermano, y ahora también te vas tú…

Solo han pasado unas horas y ya te echo de menos, se que en nuestra familia hemos sido afortunados, has pasado 15 años de tu vida junto a nosotros, toda tu vida.

Con apenas 3 semanas eras uno más en casa, recuerdo el día que fuimos a por ti, como sabes mama, habla con todo el mundo y cuando le comentaron que regalaban perritos, no dudo en ir a verte, tuviste 3 hermanas de sangre y tú eras el único varón, naciste un 23 de febrero del 2001, y con solo un par de semanas fuimos a por ti, te envolvieron en una manga de un jersey beige, je je, aún me acuerdo, como te escondí dentro de mi abrigo, y mama y yo buscamos un biberón para ti.

Eras un tragoncete, toda la vida lo has sido, cada dos horas te dábamos el biberón, y no podías ni andar, tenías la barrigota muy gorda, tu llegada, no fue bien recibida por tu hermano, cogió celos de ti, pero pronto volvió a ser el de antes, me acuerdo como te enseñé  a subir y bajar los escalones, eras un perro listo y muy hábil, te criaste fuerte y robusto, muy atlético.

Te encantaba comer y lo que fuera, una temporada te dio por los palitos de colores y otras por las orejas de cerdo, gruñías mucho si te la intentábamos quitar, devorabas los huesos de las chuletas de cordero.

Nunca has tenido nada grave solo con 6 años, tuvimos que medicarte por el tema de la columna vertebral y las piernas.

Subías y bajabas las escaleras con agilidad, te encantaba tomar el sol, y subirte a la mesa y silla de la azotea y mirar la calle.

Una vez te escapaste de mi lado y cruzaste la carretera corriendo, ayy vaya susto pasamos yo no lo dude y corrí detrás de ti, sin mirar si pasaban coches o no.

En agosto te pusiste muy malito, no te podías mover, te salió un tumorcito en el culete, y te salió un glaucoma en el ojo, después de un mes muy intenso, de ir a casa 3 veces al día para darte la medicación, tuve que pincharte suero, uff tu me mirabas triste y yo lloraba, lo siento si te hice daño, pero gracias a todo este esfuerzo, y tu fuerza de voluntad, cogiste fuerzas para regalarnos 5 meses junto a ti más, ya que tan mal estaban que creíamos que te perdíamos.

Pero llevabas ya unos diez días regular, dejaste de comer, te compramos, todas las latas, de diversas clases, te dábamos todas clase de caprichos, pero no querías nada, ya llevabas dos días sin comer y uno sin beber agua, y apenas te sostenías en pie, entre tanta fiesta, llevaba unos días sin verte, y cuando ayer te vi, estabas temblando, con los ojos semicerrados, no tenias ganas de nada, mama te daba leche en una jeringuilla y no querías nada, no te apetecía ni que te tocáramos, te llevamos al veterinario.

Tengo una confianza ciega en ellos, si ellos no te salvaban nadie más podía, nos explicaron que todo los síntomas eran por los riñones, pensaban que ya no te funcionaban, te pincharon de todo, y decidimos entre todos que lo mejor era que estuvieras allí ingresado, solo tenias que hacer pipi, llevabas ya muchas horas sin querer beber ni orinar, a las ocho y media de la tarde me llamaban para decirme que ya te habían hecho todo lo que se podía hacer, que no se podía hacer nada más, y decidimos ir a verte…

Seguías igual allí echado, sin mirar a nadie, no querías ya nada, me comentaron que te habían puesto un liquido muy fuerte, que hacía orinar si o si, pero tú no lo hiciste, me dijeron que podíamos esperar la noche, pero en cualquier momento te podía dar un ataque o infarto, o cualquier cosa, y claro no quería que sufrieras, ya bastantes pinchazos y cosas te habían puesto para al final para nada, pero lo tenía que intentar, todo lo que estaba en mi mano y más.

Hubiera dado lo que sea porque hubieses salido de esta, apenas hacia unas dos semanas te llevamos a la revisión del ojo, y por el mismo camino que ibas andando y oliendo todo, ahora lo andaba yo sola…

Sé que estás con tu hermano en el cielo, se que estás con Kira también allí en el arcoíris de los animales, allí esperándome…

Hoy me quedo un poquito más sola en el mundo, ya que mi familia es muy pequeña, y tu formabas parte de ella, te quiero y siempre estarás vivo en mi corazón, no importa el tiempo que pase, eras mi perro, mi niño, te echaremos mucho de menos, pero sé que brillas en el cielo, y cuidarás de mama y de mi.

No te olvides de nosotros Sucker…

 

amor, mis perros, tristeza

Querida amiga…

Querida amiga…

Hoy hace un año que te fuiste de nuestras vidas, y te seguimos recordando como si fuera ayer o estuvieras aquí presente.

Contarte que te echamos mucho de menos, sobre todo quienes te queríamos de corazón, echamos de menos tus besos y caricias, tu presencia, tu mirada, los paseos a tu lado, esa manera tan peculiar de saludarnos cuando nos veíamos.

Aún recuerdo, tus buenos días, cuando te subías a la cama en vacaciones, para despertarme, como buena madre que hubieses sido, se te despertó el instinto maternal con el pequeño, desde que me quedé embarazada.

Vamos buscándote por la calle, pero ninguna se parece a ti, en nada, siempre buscamos diferencias, que hacen que tú fueras única y especial.

La enfermedad tan cruel como es el cáncer no entiende de sexo, raza, edad, humanos o animales, no entiende de nada, y en menos de un mes te fuiste de nuestras vidas.

Se hizo todo lo posible, tu familia, tus “papis”, todo y más lo hicieron por ti y solo por ti, pero la maldita enfermedad te llevo con ella, yo sabía que te irías tarde o temprano, se notaba, en ti no eras la de antes, no tenias ganas de comer, de pasear, se te fueron las ganas de vivir, y con ellas, te llevaste la alegría y amor que nos dabas siempre.

Te fuiste en silencio, sin preocuparnos, sin alarmarnos, en unos minutos, tu velita se apagó…

Te seguimos queriendo y llevando en nuestros corazones, ese 28 de diciembre del 2015, te llevaste tantas cosas, tantos recuerdos, tantas alegrías, ese día a las diez de la noche, se nos congeló el corazón, te echamos de menos, mucho, y nunca nos olvidaremos de ti, eras única y especial.

Después de todo esto os estoy hablando de una perrita, una perrita preciosa de solo 8 años, que se fue de nuestras vidas, dejándonos un vacio muy grande, a quienes somos amantes de los animales, me comprenderán, para nosotros era una más, en la familia, en casa…

Te queremos KIRA.

 

tristeza

365 días sin ti…

Se que han pasado muchos días, sin poder verte, ni oírte, ni tocarte ni poder olerte… 

A veces voy a casa y te veo, ahí sentado esperándome, mirando para salir o que te ponga de comer…

Sólo tenías que haber esperado unos meses, para poderte tener cerca y verte a menudo…

Lo sé, que eras mayorcete, estabas cansado de vivir, te negaste a comer e incluso no querías beber agua, … pero tengo tanta rabia de que sólo por unos meses no pudimos estar juntos…

No me pude despedir de ti… no pude verte ni ayudarte a irte hacia el cielo, hacia el arco iris de los animales… se que allí me estás esperando.

Después de un año sólo espero que comprendas que la decisión que tome fue por darte una muerte digna, es lo poquito que te podías merecer después de 16 años juntos…

Te echo de menos cada dia me acude ti, por mucho que pase el tiempo, sabes que desde que tengo móvil eres mi fondo de pantalla y siempre lo serás pase lo que pase.

Hay personas que quizás no me comprenda o entiendan, pero quienes amamos a los animales estoy segura que entenderán mi situación.

Podré reír, salir y pasarlo bien, pero nunca me olvidaré de ti… 

Ojalá estés feliz y corriendo y jugando con otros perritos, se que tienes compañía, y se que estáis los dos juntos.

Te quiero Rocky!!! 

añorar, mis perros, tequiero, tristeza

Feliz cumple amiga K

image

Felicidades mi querida K, estés donde estés. Que seguro estas feliz y correteando en el cielo de los animales, para después asomarte al arcoiris y poder vernos.

Hoy hubieras cumplido 9 añitos, es injusta la vida y las enfermedades y a pesar de todo lo que hicimos por ti, la cruel enfermedad fue fulminante y te llevó. Te fuiste en silencio, pero esperaste a que todos nos despidiéramos de ti.

Aún te echamos de menos, no podemos olvidarte, has dejado un vacío muy grande en nuestras vidas de los que te queríamos de corazón.

Cuando entramos te buscamos que vengas a recibirnos como siempre hacías, y ya no estas.

Cuando nos vamos cerramos la puerta del salón para que no te salgas, pero ya no estas.

Cuando llegamos a la plazoleta tu banco sigue vacío, pero tu alma sigue ahí.

Se que estas contenta y te fuiste tranquila y feliz, porque tu vida ha sido muy satisfactoria y llena.

Has estado en la playa, campo, cumpleaños, navidades, fin de año, hasta en el bautizo de nuestro peque nos acompañaste.

Te queremos pequeña, espero que
dentro de unos años te volveremos a ver.

mamaymaestraentierradenadie@gmail.com

añorar, mis perros, tristeza

Pasa el tiempo…

Pasa el tiempo… Y no cura mi dolor, ya cuatro meses sin ti, ciento veinte días sin verte, sin saber como estas, si has comido bien, si has ladrado, por la noche, si la tormenta o lluvia te ha asustado, si es mi perro mi r, algunas personas pensaran si sólo es un animal, para mi era más que eso, para quien quieran los animales saben lo que digo, son uno más en casa, uno más en la familia, en el cual te preocupas de como esta, como le ha ido el día.
Se que era mayor, 16 años juntos, pero para mi era mi perro, mi r, nunca lo vi mayor, nunca pensé que se iría sin poder despedirme de el, si poder acariciarle la cabeza, sin poder darle un beso, por estar aquí en tierra de nadie, sólo le pedía a dios que cuando me faltasen yo estuviera ya allí, para poder acompañarlo en este trance pero no pudo ser. Cada noche lo recuerdo, sueño con el como si estuviera aquí, no lo puedo olvidar….
Y hoy se junta con que su hermanito cumple 15 años, si mi s, tiene un añito más, es de naturaleza más fuerte, y siempre tiene un gesto de cariño hacia todos ese es mi s, pienso en que también le queda poco y volver a pasar por esto y me entran unos nervios y un malestar.
Me he prometido a mi misma no tener más animales ya los que hay, y tenerlos lo mejor posible.
Feliz cumple mi s, te queremos, en esta semana te veo bolita.

image

image

mamaymaestraentierradenadie@gmail.com

añorar, mis perros, tristeza

Adios amiga K…

Hace unos días nos tuvimos que despedir de otro ser importantísimo para nosotros nuestra bella K, después de lo que hace poco pasamos ese duro golpe, esa durísima decisión, la vida nos sorprende con estas cosas muy muy difíciles de asimilar.

Nuestra bonita K se ha ido discreta en silencio, sin apenar a nadie, en segundos ella sola, ha sido buena hasta para despedirse.

Siempre la recordare por lo contenta que se ponía al verme, cuando comíamos como apoyaba su cabeza en mi muslo esperando que le diera algo, como aquel año en vacaciones cada vez que entraba al piso venia corriendo para despertarme, como cuando me quede embarazada me olia la barriga como loca…

Te echamos mucho de menos y son solo 2 días sin ti, pero a cada momento cada instante nos acordamos de ti, recordando todos los momentos que has vivido con nosotros, gracias por regalarnos 8 años junto a ti, no te tocaba irte, aun teníamos mucho que aprender de ti, y tu de nosotros.

Gracias por esperar que viniéramos de tan tierra lejana para disfrutar unos días junto a ti, y poder despedirnos de ti, gracias por ser una perrita tan tan fuerte y salir de todo.

Nunca te olvidaremos siempre estaras en nuestro corazón y nuestro pensamiento, espero que estes en el cielo junto a mi R, allí los dos corriendo por las nubes y disfrutando del sol que tanto te gustaba.

Mi niña K, te quiero mucho nunca nos olvidaremos de ti.